Las mentiras que contamos hombres y mujeres para ligar en Tinder

Ligar contando alguna mentira piadosa o dando solo nuestra mejor versión es algo que se ha hecho siempre. Pero con las apps de ligue como Tinder es mucho más fácil ocultar, camuflar o disimular ciertos datos, tanto que según un estudio, hasta el 54% de los usuarios ha dado una mejor versión de sí mismo. Como todos nos hemos sentido decepcionados al haber conocido en persona a alguien, nos hemos propuesto averiguar en qué mienten hombres y mujeres en las apps de ligue.

Si hombres y mujeres nos comportamos diferente a la hora de elegir pareja en Tinder, Meetic, Ok Cupid y demás aplicaciones, según lo que dicen las encuestas, también mentimos en ellas de manera distinta.

Conseguir el match es el objetivo y algunos hacen todo lo que sea posible para lograrlo (aunque sea mentir). 

Los hombres son más altos en las apps 

Según un estudio estadístico de OkCupid, los hombres suelen añadir unos cinco centímetros más de altura a su perfil. Casi todos los hombres tienden a definirse como algo más altos de lo que son en realidad. 

Mentiras Ligar 1

Las mujeres también solemos mentir en la altura y nos definimos más altas de lo que somos, y sin embargo, las chicas más bajitas ligan más. Tal y como afirman los datos recogidos por la app OkCupid, una mujer de 1,65 metros recibiría 60 contactos más al año que una que mide 1,83 metros.

Mentiras acerca del trabajo

Los hombres mienten también en lo que ganan y en su profesión. Por ejemplo, siguen indicando un antiguo trabajo que a su parecer es más interesante según la experta en citas Louanne Ward.

Mentiras acerca del aspecto físico

En cambio, según estudio realizado por la Universidad de Cornell y la de Michigan en 2008, las mujeres mentimos en lo que pesamos (restando kilos), y también utilizamos fotos menos exactas respecto a la realidad, según un estudio británico de 2009 realizado sobre 54 fotografías de las apps de ligue. Bien porque utilizamos filtros, retoques profesionales, subimos fotos en las que eramos más jóvenes, o con inconsistencias (cambios en el color del pelo o en el aspecto de la piel).

Fotos antiguas que intentamos pasar por nuevas

Otra de las conclusiones a las que ha llegado el estudio de OkCupid es que las fotos más “hot“, las que más likes reciben, son las más antiguas. Es decir, seguimos dejando sin actualizar aquellas fotos de hace dos o tres años en las que nos vemos especialmente bien.

Aunque la media de fotos tiene una antigüedad de 92 días, las mejores fotos suelen ser anteriores a las más normales, incluso han sido tomadas hace uno a tres años. 

Mentiras Ligar 3

Otro dato curioso, y lógico por otro lado, es que la gente más mayor sube fotos más antiguas. Sobre todo los hombres a partir de los 35 años. Suponemos que porque se ven mejor en fotos más antiguas, pero puede que también porque les de pereza actualizar su perfil o tomarse fotos más nuevas.

Mentiras acerca de la disponibilidad

No solo mentimos en la foto de perfil, sino cuando empezamos a chatear con alguien para ver si hay química o no. Según un estudio de la Universidad de Stanford, solemos decir mentiras piadosas cuando no queremos quedar con alguien pero tampoco queremos decepcionarle por si en el futuro nos interesar quedar. 

Son mentiras del tipo “se me ha hecho tarde en el trabajo y al final no voy a poder quedar contigo, lo siento“. Las mentiras típicas también se deben a que queremos parecer más deseables. A veces tardamos en concretar una cita para no parecer desesperados, y estamos haciéndonos los interesantes. 

Pero no perdáis la esperanza con las apps de ligues, este mismo estudio revela que no mentimos tanto (solo un 7% de los mensajes son falsos), y que suele haber bastante honestidad en las cosas que nos contamos. 

Si descubrimos alguna mentira en alguien a quien estamos conociendo, es posible que lo descartemos inmediatamente por su falta de honestidad. Has conseguido una cita por tu mentira, pero no una relación, y eso no es lo que la gente quiere.

Además, las mentiras suelen caer por su propio peso, ya sea cuando quedamos en una cita con alguien o cuando stalkeamos su vida en redes sociales.

Fotos |  Con derecho a roce, Candice Picard on Unsplash,  Joanna Nix on Unsplash

 

Read More